La pérdida o robo de datos crece un 164%

La ciberseguridad sigue siendo uno de las grandes desafíos de empresas y usuarios actualmente y, lo más preocupante, cada vez sus consecuencias son más graves.

Tan solo en los primeros seis meses de 2017 se han detectado 918 brechas en las que se han perdido o robado 1.900 millones de registros, según el Breach Level Index de Gemalto, una base de datos global sobre brechas de seguridad. Estas cifras reflejan un crecimiento del 164% con respecto al primer semestre de 2016.

Este incremento se debe, en gran medida, a las más de 22 grandes brechas de seguridad, cada una con más de un millón de datos comprometidos, detectadas en lo que va de año.

Según Gemalto, más de diez millones de registros fueron comprometidos o expuestos todos los días, cifra que representa 122 registros por segundo, incluyendo datos médicos, de tarjetas de crédito y/o financieros o información de identificación personal.

Nuevas amenazas

Un escenario en el que, según Check Point, no dejarán de crecer las amenazas, tanto en número como en peligrosidad.

Así, la compañía apunta cómo, por ejemplo, en los próximos meses asistiremos a un importante crecimiento en los ataques de phishing (correos electrónicos creados por un hacker para engañar a los receptores para que hagan clic en un enlace malicioso u obtener credenciales de inicio de sesión para acceder a las redes de una empresa) y los ataques de smishing, o phishing a través de SMS, que invitan a que los usuarios se descarguen una aplicación maliciosa, a través de la que los ciberdelincuentes acceden a información privada como la cuenta bancaria o la tarjeta de crédito.

Puede leer la noticia completa aquí

Comments are closed