4G y 5G: ¿La revolución de la conectividad?

Sin duda, las nuevas redes móviles y especialmente 5G fueron uno de los grandes protagonistas de la reciente edición del Mobile World Congress, celebrado la pasada semana en Barcelona.

Junto a nuevos smartphones, aplicaciones y funcionalidades sobre el coche conectado, la aparición y migración de nuevas redes como el 5G acapararon el interés de gran parte de los asistentes y mercados.

Un interés justificado con las previsiones que recoge el nuevo informe sobre la Economía Móvil elaborado por la GSMA en el que se señala que las redes 5G crecerán hasta representar el 14%, una vez se lancen las primeras redes comerciales 5G durante 2018.

Además, se espera que la migración hacia las redes 4G y 5G cobrará fuerza durante los próximos años, y se prevé que la 4G suponga el 53% de las conexiones en todo el mundo para 2025, frente al 29% de 2017.

IoT y 5G

Parece evidente que la aparición y proliferación de aplicaciones sobre el llamado Internet de las Cosas será uno de los principales motores de las redes 5G.

Así, GSMA Intelligence pronostica que el número de conexiones de Internet de las Cosas (celular y no celular) se triplicará con creces entre 2017 y 2025, y que alcanzará los 25.000 millones.

Un escenario del que, el pasado 20 de febrero, ya pudimos ver sus primeros efectos cuando Vodafone y Huawei completaron la primera llamada 5G del mundo, efectuada desde Castelldefels (Barcelona) a Madrid, utilizando las especificaciones del nuevo estándar que se aplicará en el futuro despliegue comercial de esta tecnología, aprobado en diciembre pasado, y la banda de espectro de 3,7 gigahercios (GHz).

Y un poco antes, el pasado mes de enero, era Telefónica quien anunciaba cómo las ciudades de Segovia y Talavera de la Reina se convertían en laboratorio de pruebas de esta nueva tecnología, con el apoyo de Ericsson y Nokia.

Puede leer la noticia completa aquí

Comments are closed