Metodologías Agile: la respuesta idónea a la veloz transformación digital

La metodología Agile, aún poco extendida en nuestro país, sin embargo está cobrando día a día nuevos seguidores.

En un entorno de mercado en vertiginosa transformación y con una cada vez mayor competencia, las empresas se ven obligadas a implementar procedimientos que desarrollar y entregar nuevos productos con mayor rapidez, sin que esto menoscabe la calidad ni incremente los costes.

Algo para lo que las metodologías Agile son una respuesta perfecta.

Además de permitir, como decíamos un desarrollo de nuevos productos o servicios más ágil, adoptar metodologías ágiles permite también incrementar la satisfacción del cliente, ya que permanecerá informado en todo momento y etapa del proceso, logrando así su compromiso e involucración.

Algo a lo que hay que añadir una mayor motivación e implicación del equipo de desarrollo. Como sucede con el cliente, el hecho de que todos los profesionales involucrados en el proyecto estén informados en todo momento, participen y negocien en la aceptación de nuevos pasos o plazos, hace que su satisfacción sea mayor.

Agile para ahorrar

Ahorrar en tiempo y en costes. Esa es una de las claves de la metodología Agile ya que uno de sus focos es precisamente cumplir estrictamente el presupuesto y los plazos pactados a la hora de definir y planificar el proyecto.

En esta línea, esa mayor velocidad en el trabajo, hace que se vayan realizando entregas parciales del mismo pero funcionales, pudiendo así contar con una versión funcional posible en el menor intervalo de tiempo.

Una metodología idónea para enfrentarnos al proceso de continuos cambios que supone la transformación digital a la que asistimos.

Puede leer la noticia completa aquí

Comments are closed