El teletrabajo, una asignatura pendiente en España

La movilidad y el teletrabajo son dos de las mayores tendencias de nuestra sociedad desde hace año. No hay más que fijarse en los dispositivos móviles que se venden en nuestro país: smartphones a la cabeza pero seguidos de cerca por portátiles, tablets o convertibles.

El objetivo: responder a una demanda. Hoy todos queremos poder comprar, informarnos, divertirnos y, por supuesto, trabajar, desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Sin embargo, ¿están realmente impactando estas herramientas en el día a día de los profesionales? Lamentablemente, en España, parece que no lo que debieran.

Según advierte la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y recoge el 7º Informe de Discapacidad y Familia realizado por Fundación Adecco en colaboración con Previsora Bilbaína Seguros, en España, solo un 6,7% de los empleados ejerce el teletrabajo.

¿La razón? Una vez más, un problema cultural. Las empresas en nuestro país siguen sin estar convencidas de las ventajas que ofrecería esta fórmula no solo a los empleados sino a ellas mismas y siguen premiando la cultura de la presencia física en el lugar de trabajo.

Beneficios para empresa y empleado

Sin embargo, según señala el informe no existen sino ventajas en la implantación del teletrabajo. Por un lado, es una fórmula perfecta para la ansiada conciliación personal y profesional pero además una herramienta de motivación y compromiso con la empresa.

Pero la propia empresa también se vería beneficiada por el teletrabajo que, entre otras ventajas, le permitiría ahorrar en costes de infraestructura así como aumentar la productividad de sus empleados, mejorar la retención del talento y reducir el absentismo.

Puede leer la noticia completa aquí 

Comments are closed