Bitcoin: ¿una amenaza medioambiental?

Sin duda, Bitcoin, la criptomoneda por excelencia surgida de la tecnología Blockchain, es una de las grandes tendencias del mercado actual y futuro.

La proliferación de empresas y negocios que ya operan con estas criptomonedas no deja de crecer en todo el mundo, con ciudades como Quebec, en Canadá, como auténticas abanderadas en la economía Bitcoin.

Una noticia que sin duda es positiva desde el punto de vista de la revitalización económica que supone pero que empieza a generar también su cara más oscura: las consecuencias medioambientales.

El consumo energético de Bitcoin

Quebec se ha convertido en el lugar elegido por muchas de las principales compañías dedicadas al minado de criptomonedas, como es por ejemplo Bitfarms.

Empresas que, para su negocio, precisan de una gran cantidad de ordenadores, conectados 24 horas al día, con elevadas necesidades de potencia y, con ello, de refrigeración.

El resultado: un consumo energético excesivamente elevado.

Una realidad que, peligrosamente, no hará sino acentuarse y se apunta a que el consumo energético derivado del minado de Bitcoin, en el año 2020, igualará al de todos los países del planeta juntos. Algo que ya están experimentando en la ciudad de Quebec.

Puede leer la noticia completa aquí

Comments are closed