La IA, una herramienta en la lucha contra el cáncer

La IA, Inteligencia Artificial, salta al quirófano. Ha sido en China pero, esperamos que pronto, podría ocurrir en cualquier lugar del mundo.

Un  equipo de científicos del Artificial Intelligence Research Centre For Neurological Disorders del Beijing Tiantan Hospital ha desarrollado el programa BioMind, capaz de diagnosticar ciertas enfermedades mediante el análisis de imágenes.

Y ha sido utilizando este programa como han organizado una competición con un claro reto: diagnosticar tumores.

Un equipo de 15 médicos, entre los más prestigiosos de China, se enfrentó a la Inteligencia Artificial. El objetivo: diagnosticar tumores cerebrales y la expansión de un hematoma subdural.

Una competición en la que, más allá de qué médico lo hizo mejor o peor, lo que sí resultó evidente es que la Inteligencia Artificial salió victoriosa en el desafío.

Por ejemplo, en la tarea de diagnosticar tumores cerebrales, BioMind acertó en un 87% de los casos frente al 66% logrado por los médicos.

Además, el programa de IA empleó solo 15 minutos para diagnosticar 225 casos; mientras que los doctores tardaron 30 minutos.

La IA al servicio de la medicina

Este caso práctico no es sino un ejemplo de cómo China apuesta firmemente por la IA en su sistema médico.

Concretamente, el plan de inteligencia artificial de China para 2030 contempla que esta tecnología ayude a paliar la escasez de doctores en el país, especialmente en las zonas rurales donde no siempre existe el acceso a un médico y la IA podría ayudar a realizar algunas funciones sustitutivas de un facultativo.

Puedes leer la información completa aquí 

 

Comments are closed